Ungüento Broncolito Kids

Compartir:


La menta, Mentha piperita, es una planta medicinal y aromática perenne que pertenece a la familia de las Labiadas originaria del Mediterráneo. Antiguamente ya era una planta medicinal muy apreciada y utilizada por sus cualidades terapéuticas para tratar dolencias del aparato digestivo, del aparato respiratorio o de la piel.

La parte de esta planta que se utilizada con fines medicinales es la hoja y de los principios activos de la menta podemos destacar el mentol, el cineol o el limoneno y sus flavonoides, fenoles y taninos. Todos estos componentes son los que confieren a la menta sus cualidades terapéuticas.


Propiedades medicinales de la menta

La menta es una planta medicinal con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias.

Usos medicinales de la menta

Menta para el dolor de cabeza

El dolor de cabeza, ya sea migraña o jaqueca, puede estar ocasionado por cientos de causas diferentes. Las malas digestiones y el mal funcionamiento de nuestro sistema digestivo es una causa del dolor de cabeza o cefalea.

La menta es una planta medicinal que puede prevenir y aliviar los dolores de cabeza cuyo origen está en una mala digestión.



Menta para la fatiga

Esta hierba medicinal se utiliza para combatir la fatiga mental y física e incluso para los periodos de convalecencia. Al tener acción estimulante resulta ser un remedio natural muy útil para mejorar estos casos.

Menta para tos, bronquitis, gripe y resfriado 

La menta tiene efecto descongestionante, expectorante y antiséptico, una combinación de propiedades medicinales excelentes para mejorar los síntomas de bronquitis, gripe y resfriado de forma natural. Otra gran cualidad de la menta es la de aliviar la tos incluso si hay espasmos.

Menta para eczema, dermatitis y urticaria

La menta puede aliviar los casos de eczema y de urticaria si la aplicamos de forma tópica y local. Incluso, para aprovechar sus propiedades antisépticas, podemos utilizar la infusión de menta para limpiar heridas y picaduras de insectos y para aliviar el picor de éstas últimas.

Menta para neuralgias

Los dolores cuyo origen son de tipo neurológico pueden ser aliviados con la menta y se puede usar tanto de forma interna (en infusión o tintura) como de forma externa (uso tópico con aceite esencial o con cataplasmas).

 

Menta para la inflamación y el dolor

Para casos de golpes, esguinces, torceduras, y también pueden aprovechar su acción antiinflamatoria personas con artritis y en general con dolencias agudas y crónicas que incluyan la inflamación como síntoma o consecuencia.


ACEITE DE OLIVA

Los beneficios que tiene el aceite de oliva en el ungüento de Broncolito Kids:

Despídete de la piel reseca

El aceite de oliva es un producto altamente humectante e hidratante de por sí, por lo que ayudará a combatir la sequedad de la piel, sobre todo durante las épocas más frías y lluviosas del año, en las que la piel se resiente con más facilidad. Las cremas hidratantes verán duplicada su acción hidratante gracias al aceite de oliva.

Hidratante

La cera de abeja resulta un buen emoliente que contribuye a hidratar y proteger la piel. Tiene propiedades emolientes y antiinflamatorias.

Reparador

En el caso de la piel dañada, el aceite de oliva también tiene propiedades reparadoras, con las que ayudará en el proceso de reparación y cicatrización de cualquier posible herida superficial.

CERA DE ABEJA

Sus diferentes usos se deben principalmente a sus propiedades hidratantes, emolientes y suavizantes. La cera de abeja destaca por su poder de hidratación, ya que no es irritante y presenta gran compatibilidad con la piel.

Ungüento para el pecho, coadyuvante en el tratamiento de apoyo en caso de resfríos, congestión nasal, expectorante y tos.

· Dolencias del aparato respiratorio

· Infecciones en la garganta

· Garganta irritada

· Tos con flemas

 

 

· Bronquitis

· Antiséptico

· Fluidificante

· Laringitis

· Asma

  • No usar en mujeres embarazadas, ni en periodo de lactancia.
  • En niños menores de 4 años no se ha establecido la seguridad del uso de los productos a base de hoja.
  • No administrar ni aplicar tópicamente el aceite esencial de menta a niños menores de 2 años, a niños con historial de convulsiones (febriles o no) ni a personas con alergias respiratorias o con hipersensibilidad conocida al aceite esencial de menta o al mentol.
  • Debe evitarse la aplicación de preparados que contienen esencia de menta en la cara, en particular en la nariz, y en el pecho de niños y lactantes, debido al riesgo de laringoespasmo y broncoespasmo, algo que también puede suceder en adultos susceptibles.
  • El mentol puede ocasionar ictericia en recién nacidos

ADVERTENCIAS

  • Manténgase fuera del alcance de los niños.
  • El aceite esencial no debe aplicarse sobre heridas ni piel irritada.
  • Es importante lavarse las manos con agua fría y jabón tras la aplicación tópica del aceite esencial; de lo contrario, puede producir irritación de ojos y mucosas.
  • Si los síntomas persisten consulte a su médico.
  • Utilizar por máximo 2 semanas de uso continuo.

ALMACENAMIENTO

Manténgase en un lugar fresco, seco, libre de humedad y lejos de la luz directa del sol.

¿Le podemos ayudar?