Ajenjo

Compartir:

Hay Hierba Santa

SÁNAME LA PANZA

Por tratarse de un  muy importante, el ajenjo (Artemisia absinthium L.) posee propiedades muy adecuadas para el aparato digestivo. Por ello se utiliza en medicina natural para el tratamiento de las siguientes anomalías digestivas:

Malas digestiones:

Los principios amargos estimulan la producción de la hormona gastrina, la cual produce toda una serie de cambios en el aparato digestivo destinados a digerir lo mejor posible los alimentos.

Flatulencia

Al digerirse mejor los alimentos se evita las flatulencias causada por la podredumbre de alimentos poco digeridos en el intestino.

Falta de apetito

Los principios amargos estimulan el apetito al actuar sobre el hipotálamo y al aumentar los movimientos estomacales.

Estas propiedades resultan muy útiles para aquellas personas que se encuentran desnutridas o débiles porque generalmente tienen muy poca hambre, tales como niños inapetentes, personas que salen de un periodo de convalecencia o personas anoréxicas.

Gusanos intestinales

El flavonoide artemetina le proporciona propiedades adecuadas para eliminar los parásitos intestinales. La alfa-thuyona y la absintina son capaces de eliminar sus larvas. En este sentido se ha utilizado para eliminar las lombrices intestinales.

Halitosis

El fuerte aroma del ajenjo puede ser útil para combatir el mal aliento o mal olor de boca.

Ajenjo para enfermedades del hígado

Por sus propiedades coleréticas y colagogas resulta adecuado en el tratamiento de las enfermedades del hígado.

 

Problemas biliares

Útil para el tratamiento de la inflamación de la vesícula.

Ictericia

El ajenjo es uno de los mejores representantes dentro de los amargos. Los amargos tienen la capacidad de estimular el hígado y la vesícula biliar, favoreciendo la circulación de la bilis y ayudando a mejorar la salud del hígado y de la vesícula. Todo ello lo confiere como un buen remedio para la ictericia.

Ajenjo, para problemas de reumatismo

El ajenjo posee propiedades antiinflamatorias que le ofrecen su riqueza en ácido ascórbico, clorogénico y salicílico, así como sus flavonoides artemetina y rutina. Por otra parte no hemos de olvidar que esta planta posee propiedades diuréticas, por lo que puede incrementar la producción de líquidos.

Estas propiedades determinan que los preparados de esta planta pueden resultar útiles contra el tratamiento de la artritis reumatoide y de la artrosis al disminuir los fluidos acumulados en las articulaciones y reducir la inflamación. Con ello disminuye el dolor y favorece el movimiento en las personas afectadas por estas enfermedades reumáticas.

Remedios con ajenjo para el dolor articular

En uso externo, los preparados de esta planta pueden aplicarse sobre las articulaciones doloridas.
Este mismo preparado resulta adecuado para disminuir el dolor y rebajar la inflamación en zonas del cuerpo doloridas o inflamadas como resultado de esguinces, luxaciones, tendinitis, fracturas, distensiones musculares, desgarros musculares, etc.

Ajenjo, remedio para problemas de la piel

El ajenjo posee propiedades fungicidas, bactericidas y vulnerarias. Todo ello le permite constituirse en un buen remedio contra problemas de la piel como llagas y heridas.

Repelente de insectos

Para impedir que las moscas, mosquitos o tábanos nos piquen se puede fabricar un repelente de insectos machacando unas hojas frescas de ajenjo y añadiendo a la pasta un chorrito de vinagre de sidra de manzana. Posteriormente se introducirá la pasta en una gasa y se restregará sobre la piel.

Repelente de pulgas y polillas

También se ha utilizado para repeler las pulgas y las polillas del interior de las casas. Colocar un ramito de ajenjo entre la ropa.

 

 

El ajenjo es útil tratar las anomalías de la menstruación

El alto contenido en tuyona del aceite esencial (alfa-thuyona, beta-thuyona) es el componente responsable de las propiedades emenagogas de esta planta. Los emenagogos favorecen la descarga sanguínea en la menstruación.

Por lo tanto, el ajenjo puede utilizarse para tratar ciertas anomalías menstruales como la amenorrea o falta temporal de menstruación y la dismenorrea o menstruaciones irregulares.

* El término de origen griego emenagogo se utiliza para referirse a los principios activos, medicamentos o remedios a base de hierbas, que pueden estimular el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero, y en algunos casos, fomentar la menstruación.

El ajenjo, como el resto de amargos, posee propiedades tonificantes para el organismo.
Su uso podría ser útil para dar más vigor al organismo e incluso disminuir los síntomas de la depresión.
De hecho, el polvo seco a razón de media cucharadita diaria se ha utilizado habitualmente. Sin embargo, dado que esta planta puede ser tóxica por acumulación es mejor acudir a alimentos amargos  que resultan seguros.

Para qué sirve el ajenjo  – usos más comunes

  1. Repele los parásitos, gracias a su amargura y alivia las molestias de la picadura de un insecto. Además ayuda a expulsar gusanos parasitarios como las lombrices.

2. Ayuda a mejorar problemas digestivos debido a su composición en absintina, que sirve para mejorar las funciones del aparato digestivo.

3. Se puede utilizar también para preparar un té de ajenjo que te ayudará a mejorar el tránsito intestinal.

4. Se utiliza para tratar la malaria.

5. Para mejorar los síntomas de los resfriados, catarros y gripe.

6. Trata la ictericia (pigmentación amarilla de la piel y mucosas del cuerpo debido a un problema del hígado)

7. Alivia la fiebre.
8. Estimula la sudoración.
9. Es diurético, mejora el exceso de líquidos del organismo
10. Estimula el deseo sexual.
11. Ayuda a adelgazar, estimula tu metabolismo.
12. Combate la halitosis (mal aliento).

Coadyuvante en trastornos intestinales como dispepsia, espasmos y flatulencias. Produciendo un incremento de las secreciones gástricas y de bilis, debido principalmente a los principios amargos.

Salud del hígado
Antiinflamatorio
Sistema digestivo
Malestares estomacales y hepáticos
Depurador de toxinas
Flatulencias

·  No usar en mujeres en periodo de lactancia o embarazo, ni en niños menores de 18 años

· Los preparados de Ajenjo están contraindicados en caso de hipersensibilidad a la droga u otras plantas de la familia asteráceas, en caso de úlceras gastroduodenales, obstrucción de las vías biliares, colangitis u otros trastornos de vías biliares, colangitis u otros trastornos hepáticos.

· En caso de cálculos biliares o cualquier otro trastorno biliar debe comunicarse con su médico, antes de iniciar el tratamiento.

· Si los síntomas persisten más de 2 semanas durante el uso del medicamento, se debe consultar  a un médico o un profesional de la salud calificado.

·  Manténgase en un lugar fresco y seco y libre de humedad y lejos de la luz directa del sol.

·  Manténgase fuera del alcance de los niños.

PRINCIPIO ACTIVO

Los principios activos son las lactonas sesquiterpénicas, responsables del sabor amargo de la droga, y el aceite esencial.

  INGREDIENTE
       Ajenjo (Artemisia absinthium L) Sumidad Florida 

 PRESENTACIÓN  120 Cápsulas

 MODO DE USO
FORMA DE USO EN ADULTOS Y MAYORES DE 12 AÑOS (VÍA ORAL)
Tomar 2 cápsulas cada 8 horas después de las comidas principales.

DOSIS MÁXIMA RECOMENDADA
No exceder los 2.28g al día (6 cápsulas)

¿Le podemos ayudar?